Asimismo el instituto emisor sostuvo que la pérdida de dinamismo en el sector inmobiliario residencial podría seguir profundizándose.

El estallido social y el impacto en el mercado laboral de la crisis del cornavirus han golpeado fuertemente al sector inmobiliario, situación que podría profundizarse en los próximos meses, advirtió este miércoles el Banco Central en su Informe de Estabilidad Financiera (IEF).

“Con respecto al IEF anterior, el sector inmobiliario residencial disminuyó su dinamismo. Esta situación podría intensificarse en lo venidero y exponer las vulnerabilidades destacadas en informes previos, como, por ejemplo, la alta participación de inversionistas minoristas apalancados», indica el documento.

Desde el últimoiinforme el sector inmobiliario residencial ha presentado menor actividad, respecto a lo observado en los últimos años. Este ajuste, iniciado con las protestas sociales de mediados de octubre de 2019, se intensificó producto de la emergencia sanitaria que se enfrenta a nivel mundial, precisa el informe.

El actual escenario afecta a las empresas constructoras e inmobiliarias que han debido paralizar proyectos y han visto reducidas sus ventas. Asimismo, las instituciones financieras que financian a dichas firmas podrían verse afectadas por los shocks de ingreso que enfrentan sus deudores, indica.

En este sentido advierte que “los inversionistas minoristas apalancados que utilizan los ingresos por arriendo para pagar sus hipotecas pudieran tener dificultades ante el deterioro del mercado del trabajo”.

Nuevas vividendas

Respecto de las ventas de viviendas nuevas en la Región Metropolitana (RM), información de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) indica que éstas se redujeron un 50% anual en el primer trimestre del 2020.

Esta caída en las ventas se concentró, principalmente, en el mercado de departamentos. Por su parte, la venta en casas también presentó caídas, las que fueron mitigadas en parte por el segmento con subsidio, sostiene el informe.

Según el estado de la obra, el 40% de las unidades vendidas se encontraban próximas a su entrega (terminadas y en terminaciones), mientras que alrededor de la mitad estaba en etapa de construcción. Por su parte, la oferta de viviendas nuevas en RM se ha reducido, ubicándose en torno a 46 mil unidades.

De éstas, un gran porcentaje se encuentra en etapas iniciales (construcción o sin ejecución), lo que mitigaría las necesidades de liquidez de parte de las firmas del sector.

“Lo anterior, toma relevancia por cuanto necesidades de flujo de caja podrían motivar la venta con descuentos en determinados proyectos, situación que podría volverse sistémica en caso de afectar las expectativas de otros agentes”, indica el informe.

En este contexto, señala, la actual emergencia sanitaria pone el foco de las empresas del sector, al igual que en el resto de las empresas, en el flujo de caja de los próximos meses.

Así, la efectividad de las medidas de apoyo a las empresas, anunciadas por las autoridades será crucial en la capacidad de recuperación del sector una vez superada la emergencia sanitaria, según el Banco Central.

Sin embargo el informe advierte que información de mercado sugiere que es probable que se produzcan ajustes a la baja en los volúmenes de inversión para los próximos años.

Fuente: Pulso

Link noticia aquí.

Fuente: https://www.dconstruccion.cl